+ Deportes Deportes Destacados Fútbol

ELISA PÉREZ: UNA GRAN VOLANTE MAULINA HIJA DE LA ADVERSIDAD

Por su gran calidad deportiva recibió el reconocimiento Abastible, específicamente esto se debió cuando en un enfrentamiento ante la  UC en el Estadio Nacional,  con un golazo abrió la cuenta para  el triunfo azul.  Estamos hablando de Elisa Pérez,  una volante de 18 años oriunda de Longaví que a poco andar se ha hecho un camino en el fútbol femenino. Actualmente juega en la Universidad de Chile en el primer equipo adulto, pero sus pretensiones son a nivel internacional… llegar al equipo español.

La verdad no pudo jugar en el mundial de Francia,  por un problema de lesión, pero esto no la amilana.  Ahora de Talca tiene grandes recuerdos,  es que a los 11 años fue llamada a jugar al roji negro y de ahí cosechó grandes momentos.

Aquí les contamos la historia de una mujer humilde, y con una tremenda perseverancia. Sus logros, según ella misma nos confieza, se deben al trabajo y al apoyo de su familia. Elisa Pérez una maulina con pura garra, e hija de la adversidad

¿  De dónde nace esta pasión por el fútbol?

Es que toda mi familia juega fútbol, mi mamá, mi papá,  mi hermano,  viene de genética. Empecé a los 5 años jugando con hombres, fui la primera mujer inscrita en Anfa (Asociación Nacional de Fútbol Amateur) y es lo que a mí me apasiona de chica,  ya que me lo inculcaron .

Ahora mis inicios empezaron en  Longaví, ahí me llamó José Inostroza a la selección de la comuna, y es ahí donde partió esto como una profesión.

¿ Cómo fue tu llegada a Rangers?

Yo estaba  en la selección de Longaví,  y justo hicieron un amistoso con Talca y el profe Gonzalo Núñez me vio. Yo jugué 20 minutos de ese partido, pero pude hacer muchas cosas, y después volvieron a hacer otro amistoso, y así yo con once años fui llamada a Rangers.

¿Cuáles son los mejores recuerdos que tienes de los piducanos?

El haber obtenido el tercer lugar en los Binacionales. Yo ya estaba jugando en la U cuando tuve que ir a representar a Rangers, entonces yo dije no me puedo ir de aquí sin una medalla. Jugamos el tercer y cuarto lugar contra O´higgins  y lo ganamos 2-1,  y ahí  hice un gol de tiro libre. Es que en el fútbol femenino cuesta ver talento, porque mucho se fijan en el fútbol masculino, ya que ellos son los que la han llevado por años.

¿Y en términos generales qué logros son los que te han llegado más al corazón, o recuerdas con mucho cariño?

El llamado a la selección chilena sub 17  femenina, el llegar al club Universidad de  Chile,  esos han sido los que me han marcado, es que han sido momentos definitivamente inolvidables.

Hace pocos días Abastible te dio un reconocimiento ¿ Te los esperabas?

Si me dieron un reconocimiento por ser la jugadora del  mes,  por como venía jugando,  y sobre todo por el gol que hice contra Universidad Católica. La verdad de corazón te digo no me esperaba un reconocimiento así, si esperaba muchas felicitaciones por el gol, pero nunca se me pasó por la cabeza tener un premio.

¿ Qué costo has tenido que pagar por ser deportista?

Siendo honesta me ha costado mucho llegar donde estoy, sé que estoy aquí gracias a mi familia, porque ellos muchas veces han  quedado sin comer para dármelo a mí. Yo he sido la prioridad,  para todos, para mis papás,  para mis tíos,  y sobre todo para mi hermano.

¿ Y eso  te pesa ?

Sí porque han dejado de comer por mí y eso me duele.

¿ Qué esperas a futuro ?

Bueno vivo acá en Santiago tengo pareja, pero en lo deportivo me gustaría llegar más lejos. Sé que con lo que he demostrado aquí jugando en la U tengo las capacidades para ir más allá, y si me creo el cuento puedo hacerlo. Me gustaría llegar al fútbol español porque me encanta, especialmente me gusta como juega el Zaragoza.

¿ Cómo ha sido para ti practicar el fútbol femenino, algo que por años  ha estado muy enfocado en los hombres?

Me ha costado mucho, porque recién se están dando los recursos. Cuando estaba en la selección,  estuve como tres meses viajando, tomaba bus a las 8 de la mañana y llegaba acá a Santiago 14:30  15:00 sin comer nada,  entrenaba y  a las 21:30 ya estaba tomando bus nuevamente, con solamente una colación que daban en la selección. Llegaba como a las 3:00 de la mañana a mi casa y ahí recién podía comer algo.

Yo no le podía exigir a mis papás que me estaban dando para el pasaje,  que me dieran para comer también. Yo mensualmente  gastaba 300 mil pesos en pasaje.

Por eso, si estoy donde estoy es por ser perseverante, por el esfuerzo y la humildad. Creo que hay muchas niñas  que ya con mi edad son agrandadas, se les van los humos a la cabeza con tanta cosa buena que les sucede. Además el coordinador que tenemos Manuel Jorquera,  me apoya demasiado en este tema, cuando necesito viajar y no tengo él está, lo mismo que con los profes.

¿ Qué mensaje les darías tú a las niñas que les gusta el fútbol?

Que tienen que luchar por lo que quieren, mira lo que ha pasado en el fútbol femenino;  Chile fue a un mundial. Es que ahora se están dando las cosas para lograr ser lo que quieran, porque los tiempos anteriores no era así. Actualmente  el fútbol femenino sí tiene recursos, no tanto pero los tiene, entonces ellas tienen que  aprovechar lo que está pasando  y si es lo que les gusta, lo que les apasiona,  que sigan,  porque  el fútbol es un deporte hermoso, y de mucho compañerismo.