Destacados Vida Sana

Las mentiras de las dietas populares

Muchas veces nos dejamos llevar por ideas alocadas y extrañas que creemos que nos permitirán tener una vida saludables, pero es sumamente importante estar atentos a lo que es verdadero y a lo que no.

  1. Beber agua con limón nos ayudará a adelgazar (falso)
    ¿Cuántas veces hemos escuchado que un vaso de agua con limón en ayunas nos ayuda a perder peso? Da igual cuantas hayan sido porque, por mucho que se repita una mentira no pasa a ser verdad. Consumir una mayor cantidad de agua puede ayudarnos a perder peso, pero no tiene nada que ver con el limón, sino con el consumo de agua.

El agua nos ayuda a mantenernos más saciados y a reducir la ingesta de calorías que hacemos, pero solo si la tomamos en sustitución de otras bebidas calóricas. En definitiva, no hay milagros aquí. Si tomamos un vaso de agua con limón en ayunas y después nos alimentamos con comida rápida y consumimos bebidas alcohólicas y calóricas, seguiremos ganando peso.

  1. Hay que comer de todo (falso)
    Una de las frases más repetidas es que «hay que comer de todo en moderación». La realidad es que no. Para estar bien nutridos no hace falta comer de todo y tampoco para perder peso. Nuestro cuerpo no necesita alimentos ultraprocesados, ni azúcares añadidos, ni grasas saturadas. Tener una dieta variada no significa eso, sino que sigamos una alimentación que incluya vegetales variados, legumbres, semillas, frutas, cereales enteros e integrales, etc., de manera que consigamos todos los nutrientes que necesitamos.
  2. No todas las calorías son iguales (verdadero)
    Una caloría es una caloría, pero la verdad es que no son iguales 100 kcal procedentes de vegetales que 100 kcal procedentes de una pizza. Y es que los nutrientes que nos aportan los alimentos también son muy importantes. Por ejemplo, cuando tomamos un refresco azucarado, estamos consumiendo una gran cantidad de calorías, pero sin ningún nutriente. Esto es lo que se conoce como calorías vacías. Por ello, independientemente de las calorías, tendríamos que consumir alimentos que nos aporten buenos nutrientes.
  3. Las dietas milagro no funcionan a largo plazo y puede afectar a nuestra salud (verdadero)
    Las dietas milagro son la gran leyenda de la alimentación. Y es que no solo a nosotros nos encantaría que existiera una solución milagrosa para mantener un peso saludable, sino que mueven dinero e intereses. De manera que todavía siguen entre nosotros. Pero la realidad es que no funcionan – si hubiera un milagro de verdad todos los seguiríamos -.

Pueden hacernos perder peso momentáneamente debido a los restrictivas que son, pero no a largo plazo. Es más, la realización habitual de dietas está relacionada con un mayor peso corporal. Y, por el camino, ponemos en riesgo nuestra salud.

  1. Es necesario hacer cinco comidas al día (falso)
    La teoría es que, para perder peso de manera saludable, no deberíamos saltarnos ninguna comida. Es más, se supone que tendríamos que hacer cinco comidas. La realidad es que no deberíamos pasar hambre, pero no hay necesidad de hacer cinco comidas.

Lo importante es que aprendamos a reconocer nuestras sensaciones de hambre y saciedad, que sigamos una alimentación saludable cuyo foco sea el cuidado de nuestra salud.

  1. Es importante evitar ultraprocesados, azúcares añadidos y grasas saturadas (verdadero)
    Algunos de los alimentos que más nos gustan en el mundo son ultraprocesados y contienen azúcares añadidos y grasas saturadas. Sin embargo, son los principales alimentos que deberíamos evitar en cualquier estilo de alimentación saludable y para cuidar nuestro peso.

Y es que estos alimentos no solo están relacionados con un mayor índice de obesidad, sino que también podría incrementar el riesgo de padecer diabetes tipo 2 e, incluso, aumentar el riesgo de fallecimiento por todas las causas.