Destacados Vida Sana

Peligros comunes: riesgos para la vida sana

La vida sana está en constante riesgo, es por ello que siempre debemos ser cuidadosos en la selección de los alimentos que consumimos, pues sabemos que no es una tarea sencilla.

Existen mitos que se han traspasado de generación en generación y no contribuyen a que tengamos una vida más plena.

Muchas de estas premisas quedaron en evidencia durante la pandemia, en donde las personas vivieron diferentes fases.

Cocinar en casa generó más conciencia sobre la importancia de comer sano, y temáticas como la nutrición comenzaron, poco a poco, a invadir las conversaciones.

Mitos

Beber agua durante las comidas dificulta la digestión, es una creencia falsa, los expertos comentan que es deseable tomar agua durante las comidas, porque facilita la formación del bolo alimenticio, ayudando ayuda a la digestión de alimentos y a la absorción de nutrientes.
El consumo de huevo eleva el colesterol. Un análisis de la Universidad de Harvard a 215.000 personas reveló que comer un huevo por día contribuye a proteger el organismo, y no está asociado con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.
No consumir carne puede ser perjudicial para la salud. Es una fuente de proteínas y contiene vitaminas del complejo B y minerales como el hierro y el zinc, cada vez son más las personas, que dejan de consumirla. No consumir carne no genera riesgos en la salud, siempre y cuando se adecúe la alimentación con un profesional para cubrir todos nutrientes que se dejaron de cubrir al eliminarla. Es importante mencionar que los vegetarianos o veganos son propensos a sufrir menos accidentes cerebrovasculares a largo plazo.
La alimentación vegana es sinónimo de dieta saludable. Cada vez son más las personas que deciden eliminar todos los alimentos de origen animal, pero ser vegano no siempre es sinónimo de saludable, es importante que se asesoren con un especialista para que puedan suplir la carencia de muchos nutrientes.
Una rodaja de pan integral aporta menos calorías que una de pan blanco. La diferencia entre ambas rodajas es que el pan integral brinda mayor aporte de fibra y micronutrientes, entregando más beneficios para la salud. El integral pierde los elementos del grano y sus beneficios nutricionales en su refinación.