Deportes Destacados Polideportivos

TAEKWONDISTA MAULINA ARMÓ UN TATAMI EN SU PIEZA PARA ENTRENAR

La suspensión o aplazamiento de los torneos en las diferentes disciplinas debido al Coronavirus, se ha transformado en un complejo escenario para los deportistas, sin embargo, lo han tomado con bastante tranquilidad y con la seriedad que ha conllevado esta situación que tiene al mundo entero en alerta.

Independiente de que no hayan campeonatos, esta paralización no han sido impedimento para que los deportistas maulinos sigan trabajando desde sus casas con el mismo entusiasmo que lo venían haciendo, esto, para que una vez que vuelva todo a la normalidad, ellos puedan estar en plenitud de condiciones para competirles a cualquiera en sus respectivas disciplinas, y para eso han desarrollado novedosas e impensadas rutinas de entrenamiento.

Los atletas por ejemplo, siguen las instrucciones de sus directores técnicos con rutinas de ejercicio físico que van cambiando de acuerdo avanzan las semanas, la canoísta Goviana Reyes, en tanto, se las ingenia en su hogar con una embarcación artesanal que simula un kayak real.

Quizás una de las más novedosas formas de mantener un alto nivel técnico es la que desarrollado la taekwondista Ingrid Soto, medalla de oro en el Nacional Universitario 2019 y doble medallista de plata en los Juegos Deportivos Nacionales de la Región del Bío Bío en el 2017 y Región Metropolitana 2019, entrena en su patio realizando diferentes acciones para continuar en forma, pero, eso no es todo, porque también confesó que armó un tatami en su pieza hacer algunos movimientos propio de su disciplina. Por otra parte, esta joven de 23 años, estudiante 5° año de Pedagogía General Básica, contó que algunos días a la semana, sus vecinos le facilitan para continuar su rutina, la sede de su villa que está al lado de su casa.

«Tuvimos que adaptar el plan de entrenamiento en base a las circunstancia que estamos enfrentando, igualmente, sigo con las mismas ganas y los mismos objetivos, pero, ahora, practicando desde mi casa. En mi pieza armé un tatami para no perder el ritmo de competencia. También me ha favorecido bastante el hecho de vivir al lado de la sede donde se realizaban las clases de taekwondo, el que por ahora, solo yo lo estoy ocupando».

La doble medallista nacional, agregó que «Estoy entrenando cuatro veces al día de lunes a sábado, dos veces en la mañana y dos en la tarde. En la mañana me levanto súper temprano y realizó una hora de cardio, después hago musculación. En la tarde realizo dos bloques, uno técnico y otro táctico, que está a cargo de mi profesor Boris, quien me está ayudando bastante en este tiempo sobre todo de sparring. Las competencias están todas suspendidas hasta nuevo aviso, así que solo queda verle el lado bueno a todo esto, el cual es que hay mucho tiempo para entrenar».

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 no desanima a los guerreros del deporte maulino, que siguen trabajando fuertemente para que una vez que culmine la pandemia vuelvan con todo a las pistas.